Red Coop de Cap - TONA

La Red

En la Red Coop de Cap trabajamos para que toda persona sea valorada por lo que es, y no por lo que tiene. Ponemos a disposición de los usuarios una plataforma tecnológica y social donde poder adquirir bienes y servicios con el trabajo y esfuerzo propios, minimizando la necesidad de liquidez en €. Se puede encontrar todo aquello que habitualmente un usuario puede demandar y consumir en el mercado convencional: bienes de consumo, publicidad y marketing, ocio y entretenimiento, servicios profesionales, idiomas, informática, vehículos, viajes, alojamientos, material de oficina y mobiliario, creación de eventos, regalos…


La comercialización se realiza con precios de mercado contrastables, por lo que los usuarios pueden vender con los descuentos que crean convenientes, pero el precio máximo no puede superar en ningún caso el de venta al público existente en el mercado convencional. Todos los precios, presupuestos, tarifas horarias… publicados en este sitio web o acordados entre los usuarios del mismo, llevan incluido el IVA correspondiente.


Si no encuentras lo que buscas, puedes publicar una demanda directamente accesible para el resto de usuarios, o bien hacérnoslo saber, de modo que nosotros mismos probaremos de encontrar algún usuario que pueda satisfacer tus necesidades, en base a criterios de búsqueda internos.


Se pueden publicar ofertas y demandas. En el caso de las ofertas, estarás promocionándote y ofreciendo tus productos, servicios… para que los contraten el resto de usuarios. En el caso de las demandas, estarás solicitando productos, servicios… para que te los suministren el resto de usuarios.


Una vez alcanzado el acuerdo entre dos usuarios para realizar una transacción, el usuario comprador deberá liquidar los importes asociados a la misma a favor del usuario vendedor (tanto la parte en Tonics como, en su caso, la parte en €).


Los costes derivados de los transportes o compra de materias primas que se utilicen a la hora de fabricar un producto o realizar un servicio, corren a cargo del usuario consumidor y, por tanto, son incluidos en el precio ofertado, a no ser que tanto consumidor como proveedor acuerden lo contrario.